¿Aceptamos el desafío?

“Invitación”, fotografía de Delia Panpahoy, 2012.


Una consultante quería saber porque no se quedaba embarazada así que, como no tenía otros medios para abordar su caso, le leí el Tarot. La tirada de Arcanos me hacia intuir que había un complicado telón de fondo a nivel inconsciente para su problema, lo que me hizo sugerirle que introdujera cambios en su vida.

De pronto, la palabra CAMBIO se convirtió, como a menudo sucede, en la palabra fantasma y parecía que no había sido pronunciada.

“Si, muy bien, pero ¿para cuando me voy a quedar embarazada? Me dijeron que era por los anticonceptivos y que tenia que pasar un tiempo para recuperarme. ¿Me quedaré por fin este año?.”

De pronto, el interés que esta mujer había manifestado por Conocer se desvanecía y dejaba su sitio a un ego incomodo, descontento y apresurado que todo lo quiere ya y consulta a “adivinos” para que le digan lo que quiere oir.

Me removí en el asiento, para que esas palabras no se adhirieran a mi propio ego y soltar la tentación de responderle en su mismo tono.

Invocando de corazón la Luz interna de la consultante, hablandole a su Ser que es el que no ofrece resistencias,, le dije esto:

“Será por los anticonceptivos, será por lo que sea, todo físicamente tiene una explicación, pero te estoy dando la explicación que reside en la sombra. Eso es lo que mueve los hilos de vuestra realidad, según he podido entender.

A mi, particularmente, atender lo que sucede en la sombra me parece muchísimo mas interesante, porque estas tratando el problema de fondo.

Es como si te duele la cabeza y te tomas una aspirina, el dolor se te quita pero no sabes cual es el problema que te ha provocado el dolor, así que puede que te duela otra vez.

No soy un adivino, ni juego a adivinar como hacen los que se llaman a sí mismos adivinos o videntes, lo cual es un juego muy peligroso. Me puedo aventurar a traer de mi intuición una fecha y decirte “en tanto tiempo te vas a quedar embarazada” pero eso no te va a servir de nada, tan solo vas a quedarte un rato tranquila.

Así que te digo de nuevo, toda dificultad en la vida tiene un mensaje y un regalo si descifras ese mensaje. El regalo, casi siempre, es un cambio de actitud. Desde aquí he intentado descifrar el mensaje, ahora el cambio de actitud corre por tu cuenta.

Medítalo, y te irá muy bien.”

En este juego de las consultas y las respuestas nos arriesgamos a encontrarnos siempre, en la última vuelta con un Desafío. Con una propuesta para evolucionar. Es nuestra responsabilidad atenderlo desde el mismo momento que decidimos hacer la pregunta.


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *